jueves, 17 de abril de 2014

Siete funciones poco conocidas de VLC

Lo que me gusta de VLC es que es muy completo pues es un reproductor mas aparte tiene muchas otras funciones como estas que lei gracias e Digg en el blog de Ghabuntu:

Uno: Ripear DVD’s. Probablemente esta no lo uses mucho pues en mi opinion hay mejores ripeadores, pero si lo quieres probar, vayan a Medio > Convertir/Salvar, selecciona a partir de que minuto y que capitulos o titulos vas a convertir, pon un nombre con extension MPG, guarda y listo.

Dos:  Grabar videos. Este boton no aparece por defecto, pero para activarlo haz click en View > Advance Control y aparecera el boton.

Tres:  Reproducir archivos RAR. No es necesario descomprimir el video. de hecho puedes usar la linea de tiempo y hasta reproducir RAR’s que esten divididos,  solamente abre la primera parte y el VLC cargara los demas automaticamente.

Cuatro:  Reproducir el video en ASCII. Los reproduce bajo consola y es necesario reiniciar la aplicacion cada vez que actives o desactives esta opcion. Ve a Tools > Preferences y en la seccion de video selecciona Salida de Video ASCII Art Color en donde se encuentran las opciones de Salida.

Cinco:  Escucha la radio. Escoge entre muchas estaciones de radio, para hacerlo haz click en Medio > Services Discovery selecciona Escuchas de radio Shoutcast y ya tendras esta opcion habilitada. Para ver las estaciones de radio, abre la lista de reproduccion en Ver > Lista de Reproduccion.

Seis:  Convierte audio y video. Es muy facil, ve a Medio > Convertir/Guardar, carga el archivo a convertir, selecciona un formato y una carpeta de salida y listo. Soporta varios formatos tanto de audio como de video.

Siete:  Descarga videos de Youtube. Copia la url del video, ahora ve a Medio > Abrir volcado de red, pega la url del video, y haz click en reproducir. Cuando se este reproduciendo ve a Herramientas > Informacion de Codec (Ctrl + J), y te aparecera una ventana, en la parte inferior de esa ventana veras un cuadro de texto que dice lugar, y viene una direccion, copia esa direccion, pegala en tu navegador y empezara a descargar el video.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Concurso: la mirada del centinela

Pues nada, que resulta que los chicos de vivo en fraguel rock, pusieron un concurso para sortear un PDF de la mirada del centinela.

Desgraciadamente me tocó perder, jejeje. Aquí os dejo el enlace con el sorteo (en el que sólo concursamos dos, por cierto).

De todas maneras, estos chicos se han portado y me han dado un código para descargar algo relacionado con la mirada del centinela.

No hacía falta, pero es un detallazo.

A continuación, el texto que mandé al concurso:


Un héroe menudo
Allí estaba ella, siendo acosada por aquellos tres imbéciles: Manolo Machuca (el Mangolo), José Antonio Cebador (el Cebador) y Jesús Cifuentes (el Mula). Tres gilipollas que disfrutaban arrancándole las alas a una libélula y aplastando su cabeza en un folio para ver los dibujos que formaban.

Me dirigí a ellos en términos que pudieran comprender: "el pegarle a una niña es de mariconas".

El Mangolo dejó de empujar a Amparito y me miró como no entendiendo lo que estaba diciendo, o igual no me había oído.

Los otros dos sí que me habían oído y venían corriendo con ganas de zurrarme. Yo comencé a correr delante de ellos y cuando parecían que me iban a agarrar, solté todas las canicas que llevaba en mi bolsillo. El Cebador se resbaló y cayó a cuatro patas. El Mula no tuvo tanta suerte y al caerse dio con la cabeza en el asfalto abriéndose una bonita brecha que llevaría toda su vida.

Tras "neutralizar" a aquellos dos creía que estaba a salvo, pero al volver a mirar hacia atrás, vislumbré al Mangolo corriendo como un poseso hacia mí.

Pies, para qué os quiero, y me dirigí a la barriada de las Ganchozas. El Mangolo era mucho más rápido que yo y me comía terreno a ojos vista.

Casi me tenía a mano cuando entré en la panadería de su madre. Entramos en el local casi juntos.

- Manolo, hijo te he dicho que no corras tanto que te va a dar una alferecía. ¿Quién es tu nuevo amigo?

El Mangolo me miraba con cara de muy pocos amigos. Aún así logró mascullar: "Se llama Justo".

- Menos mal que tienes otros amigos que Jesús y Antonio. ¿Quieres un donut, Justo?

- No, muchas gracias señora, pero ya he merendado -mentí, no quería estar más que el tiempo necesario para escaparme-. Sólo he venido echando una carrera con mi amigo Manolo, pero ya debo irme.

- Como quieras.

- Me tengo que ir, que mi madre me estará esperando.

Aquel día me escapé de rositas. Pero hubo otros en los que la liga de la injusticia fue superior a mí.

jueves, 19 de julio de 2012

Todos podemos ser DJ (o Máster)

Esta entrada está enfocada a aquellos que quieren empezar a dirigir partidas de rol, o bien a aquellos que ya dirigen partidas pero que terminan como el rosario de la aurora. Ambos necesitan ayuda.

Como en todo en la vida, puedes ser de una manera o de otra: puede que te guste más el R. Madrid o el Barcelona, el Betis o el Sevilla... Esto es así incluso cuando diriges una partida de rol.

Hay dos "polos" cuando se es DJ: el meticuloso de las reglas y el que las reglas se la traen al pairo. Entre estos dos extremos nos encontramos con todos los DJs que se pueda pensar. Ninguno de los dos polos es bueno, hay que saber compensar en todo momento. Al primero lo vamos a llamar "el reglero" y al segundo "el pasota".

Empecemos por lo básico: 

1.- Conocer las reglas. 
Parece obvio, pero hay gran cantidad de DJ que se "lanzan" a dirigir habiéndose leído una (o ninguna) vez las reglas. Esto puede provoca una gran cantidad de "parones" porque el DJ está buscando constantemente en el libro de reglas qué tiene que hacer, o que las reglas se las vaya inventando a medida que el juego se va desarrollando (el pasota).

En el otro extremo tenemos al "reglero" que no deja dar un paso a los PJs sin consultar si han pisado una trampa nada más salir de la taberna de turno.

Las reglas has de leerlas, sí, y en algunos casos hay que comprenderlas y en otros hay que modificarlas "ligeramente" para hacerlas tuyas. 

Recuerda que si modificas las reglas, has de hacérselo saber a tus PJs. No tiene que ser previamente (puedes explicarles la modificación en juego) pero sí es aconsejable.

Ser consecuente.

No cambies las reglas en mitad de una partida si ya habías aplicado las reglas de la otra manera. Si quieres cambiarlas, hazlo en otra sesión de juego. 

Si no tienes pantalla o no aparecen en la misma todas las reglas, ten a mano un índice con las mismas (imposible con rolemaster). 

2.- El combate.
Se podría englobar en las reglas, pero es una parte tan específica, recurrente e importante en las partidas que prefiero ponerlo a parte. Ten siempre muy claro cómo funciona: desde la iniciativa, el daño de cada arma (chuleta), rangos de cada arma, armaduras y blindajes, críticos, pifias hasta consecuencias de la pérdida de puntos de vida (ver tema de la muerte más adelante). Practica en casa realizando combates haciendo tú mismo de PJs y PNJs.

Ser consecuente (y dale).

No hay nada que fastidie más a un jugador que después de haber invertido tiempo y neuronas en construir un personaje, que al final no sirva para nada porque al DJ le conviene que no mate al PNJ y se muera en un enfrentamiento contra el mismo sin (al menos) tirar los dados (Torquemada saca una daga y te la clava... vamos, que te mueres Pepe). 

3.- Escucha a tus jugadores.
No hay forma mejor de poner en aprietos a tu grupo de PJs que escucharlos hablar sobre una situación en concreta. Es lógico: no es lo mismo que piense sólo una cabeza en las dificultades que 6 a voz en grito y que cada uno piense una dificultad más grande que al anterior. No desmotives para que no hablen en momentos de tensión, al contrario. Después de varias partidas aprenderán a hablar lo justo y necesario para no darte ideas.

4.- Tono/ambiente.
Uno de los ambientes más difíciles de conseguir en una partida de terror es eso... el terror

"El pasillo por donde avanzan nuestros PJs está atestado de gente, un camillero responderá sin ningún tipo de problemas acerca del paso del hombre de amarillo. A lo lejos y tras tirada de INT en Normal, creerán que el dichoso hombrecillo se ha alejado por el pasillo transversal que tuerce a la derecha, apenas a nueve metros delante de ellos.
    ALGO FALLA

El zumbido de un fluorescente rompía el silencio que dominaba el pasillo, iluminado a duras penas por trres lámparas en el techo. Doce metros de recorrido que parecían doce millas. Nada salvo los resquebrajados azulejos, mates por el tiempo, que cubrían las paredes. INT en Normal y creerán que alguien les observa desde la oscuridad que anuncia el nacimiento de otro pasillo, tal vez a nueve metros, hacia la derecha. Ni rastro del celador que debería haber estado allí, y que sin duda les habría contestado acerca del paso del siniestro hombrecillo que vestía de amarillo si siguiera vivo.
    MEJOR

La ambientación en una escena es cuestión, fundamentalmente de tono. Frases entrecortadas, descripciones intencionadamente alargadas, adjetivos siniestros y oscuridad, pueden ser ser ingredientes más que aceptables para el planteamiento escrito de una escena.

Con un poco de entrenamiento seremos capaces de transmitir miedo hasta en la descripción de una fiesta de cumpleaños de párvulos".
Asuntos Internos número 1.
Revista oficial de Ludotecnia
Abril 1995. Página 35

Las descripciones hay que trabajarlas. Tomas papel y describes primero a grosso modo la escena. A continuación comienzas a "enriquecer" el texto con adjetivos (que vengan al caso).

Ejemplo:
Un hombre mira desde el otro lado del bosque
Un hombre vestido con un gabardina negra muy usada, os lanza torvas miradas desde donde nace el bosque... Allá, a lo lejos.

Aquí hemos enriquecido el texto con adjetivos, hemos "vestido" al hombre y hemos usado una figura retórica (prosopopeya o personificación) diciendo que "nace el bosque".

Ten preparadas esas descripciones si los jugadores van a ciertos lugares en los que quieres que estén en tensión.

Pero mis jugadores se toman a guasa todo esto.

Tú no puedes controlar a tus jugadores que se tomen a guasa el que entren en un cementerio al principio.

Al principio.

Una buena descripción siempre ayudará a meter a los PJs en situación. Como último recurso... Los PJs siempre pueden encontrar un final trágico en ese bosque en el que entraron riéndose y saltando cual cabritillas.

5.- La muerte.
Un punto importante a la hora de jugar es que los PJs no pueden hacer cualquier cosa, "porque mi personaje no va a morir a las primeras de cambio".

Hay muchos DJs que para que el grupo siga jugando, nunca mata a los jugadores. Al final el efecto es el contrario del que se busca: los jugadores no quieren jugar a un juego en el que no haya un peligro real de que puedan perder a su PJ.

Si un PJ hace el idiota, se le da un toque de atención dentro del juego... 

Ejemplo:
Los PJs van por medio de Miskatonic con un montón de armas bien a la vista y con un cañon que es arrastrado por el coche. Lo para un policía y les pregunta "¿tienen licencia para eso?".
Si los jugadores reculan, y se van a casa e intentan ser un poco menos ostentosos, sin problema.
Si los jugadores matan al policía "seguro que es un sectario", haz que en la siguiente calle se encuentren con un desfile de la guardia nacional, varios coches policías le cierren el paso y un coche policía llega por detrás porque vio lo que le ocurrió a su compañero difunto.

6.- Artilugios o ayudas de juego.
Siempre ayuda a meterse en situación si hay un mapa o plano de algún lugar del juego. Esto se puede enriquecer con la conveniente descripción.

Objetos reales, fotografías de pesonajes tomados del periódico, etc. También pueden ayudar.

Pero.

Pero cuidado con abusar con las ayudas del juego. Si te pasas, terminarás obteniendo el resultado contrario. Todo en su justa medida.

Espero que estos consejos os ayuden a arbitrar vuestras partidas, DJs novatos

lunes, 25 de junio de 2012

Freaks

Otro artículo mío de Nosolorol recuperado


 Sinopsis: Nos encontramos en un circo que vagabundea por los pueblos para darle a las gentes su dosis de morbo al ver a personas deformes o tullidas. Todos son deformes menos unas pocas personas “normales”, Cleopatra (la chica guapa, contrapunto ante tanto deforme), Hércules (el forzudo) y algún que otro. Al heredar uno de los enanos una fortuna, Cleopatra planea casarse con él y con ayuda de Hércules matarlo y así heredar. Los monstruos se enteran de ese plan y terminan con Hércules, haciéndole a Cleopatra que viva como ellos.

La película: Una película prematuramente dura, insólita… nada que ver con el cine de la época (1932) que enseña el lado peor del ser humano, tanto de las personas “normales” como de los “no normales”. Esta película fue un fracaso en taquilla, ya que fue vapuleada por la prensa y por manifestaciones que se hicieron contra la misma.

Pero, ¿qué es lo que tiene esta película que hizo surgir unos sentimientos contra la misma? Posiblemente que en las películas de la época estaban los buenos y los malos, mientras que en esta película no hay nadie bueno del todo o malo del todo. Todos son grises. Además, el final no es el típico de su tiempo, es decir, de final feliz (aunque dentro de la justicia poética a mi si me lo parece), si no de un “todos pierden” (más acorde con la vida real).

El presentar a los “freaks” como personas con sentimientos, amor, odio, venganza… Y el verlos en primer plano (los dos enanos, la mujer barbuda, las hermanas siamesas, la mujer pájaro, el hombre tronco) es posiblemente una de las maneras en que nos causa esa reacción de atracción/repulsión del film.

Posiblemente el que “usara” seres deformes reales (enanos, siamesas, hombres sin brazos ni piernas que simplemente reptaba…) ayudó a sentir repulsión por la misma. A parte de que cuando terminas de visionar la película no sabes si has visto una de terror, un melodrama o un cuento cruel con mensaje, como los verdaderos cuentos de la Europa medieval (además de empezar y terminar la película con un voceador, como se encontraban en los circos antiguos para atraer a las gentes), tan alejados de los cuentos pastel que nos ha vendido la Disney.

Los calificativos que aparecieron en la prensa seguían una línea de “aborrecible, extravagante, hedionda, obscena, abominable, grotesca, detestable, execrable, repugnante…”.

Esta película tiene dos versiones que se diferencian básicamente sólo en su final. En uno el final es el verdaderamente bueno (sin esperanza, sin final feliz, realista) y el otro uno con algo de final casi feliz (pero no para Cleopatra que se queda igual). Particularmente prefiero el del final original, ya que el de final feliz no aporta nada y se ve como si fuera un apósito sin sentido. En realidad, el metraje original no se conserva, ya que durante los preestrenos las cosas se pusieron tan mal que tuvieron que rodar el final feliz.

Es curioso cómo este film fue calificado como X en Inglaterra (sin duda no había manera de encontrar una catalogación) y prohibida en Finlandia (supongo que no podían meterla bajo la catalogación de cine X, jejeje)..

A todos los que no lo habéis visto, ya tardáis… A lo clásicos hay que verlos y así descubrir estas joyas.

viernes, 17 de febrero de 2012

Nikki Heat I

Los que me conocen saben de mi pasión por la serie "Castle". Y un buen friki de esta serie no podía dejar pasar la ocasión de leer el libro "escrito" por Richard Castle.
Para empezar, he de decir que esto es solo para los muy frikis de la serie (gracias).

El libro no es muy extenso (son 362 páginas pero la letra es gorda). El tema es que hay una ola de calor en la ciudad y una ola de asesinatos. La detective de homicidios Nikki Heat debe investigar un asesinato con la compañía de un periodista/escritor de renombre, Jameson Rook (ganador del Pulitzer). Si sois fans de la serie, no podéis perderos este libro.

Presenta a los personajes, pero no creais que Nikke Heat es idéntica a Kate Becket o que Jameson Rook es igual que Richard Castle. En el libro Nikki es más libre en sus sentimientos con Rook que Becket con Castle. Y Rook es un escritor más "fino" que Castle.

El libro es el inicio de la relación de ambos, que seguirá en el siguiente libro. Os dejo con la contraportada que me hizo mucha gracia.

sábado, 19 de noviembre de 2011

¿Están despertando los economistas por fin?

A tenor de la noticia de "Máxima indignación en Harvard: Los alumnos de la cátedra de Introducción a la Economía de la Universidad Harvard exigen nuevas perspectivas académicas", he decidio explicar un poco lo que están intentando hacer estos alumnos.

La base "científica" de la teoría económica de Adam Smith es la distinción entre Valor de uso y Valor de cambio.

El valor de uso sería que un bien está determinado por sus condiciones naturales, la aptitud que posee un objeto para satisfacer una necesidad.

El valor de cambio sería la proporción en que se intercambian diferentes valores de uso en el mercado. Se considera una mercancía a un bien económico que, además de poseer valor de uso, posee valor de cambio porque su ideal es ser intercambiado por valores de uso diferentes. Por extensión, también se usa valor de cambio como sinónimo de mercancía. También se le llama, cuando no conduce a confusión, simplemente valor.

En consecuencia (siguiendo este razonamiento), el valor de cambio, es decir la proporción en que se intercambian las mercancías entre sí, según la teoría del valor-trabajo, es una medida cuantitativa determinada por el tiempo de trabajo abstracto, es decir el tiempo de trabajo socialmente necesario para producirlas. Así, el patrón de medida por el cuál se intercambian las mercancías es el tiempo de trabajo socialmente necesario para producirlas. Si una mercancía vale lo mismo que otra es porque ambas requieren el mismo tiempo trabajo para producirlas bajo las mismas condiciones sociales de trabajo. Este valor es independiente por tanto del uso específico que tengan esas mercancías o sea independiente de su valor de uso.

A partir de aquí, el señor Adam Smith monta todo su tinglado que a todas luces es una una falacia.

¿No os habéis dado cuenta de por qué las bases de su teoría económica es errónea?

Cualquier bien tiene un valor (según esta teoría) que viene dado por lo que cuesta producirla al trabajador. Pero ¿y las materias primas? La tierra sin propietario, el agua de lluvia, el aire que respiramos.

Adam Smith diría que también tienen un valor. ¿Qué valor se le puede dar a esto?

"Los mercados" (así entre comillas, como si existiera una conciencia externa) no podrían decir qué valor puede tener estos bienes.

No hay problema: se "privatiza" el aire y mercadeamos con él con el Protocolo de Kyoto. ¡Ah! ¿Que no sabíais que habíamos privatizado el aire? Bueno, ya os enterareis cuando saquemos un impuesto por el aire que respiras.

Recapitulando: el valor de uso dice que cualquier bien tiene un valor intrínseco. MENTIRA. El valor que se les da a las cosas va en función de lo importante que sea para nosotros en un determinado momento.

Y aquí chocan todas la teorías económicas actuales basadas en la de Adam Smith con la lógica. Si cualquier bien tiene un determinado valor intrínseco (valor de uso), su precio (valor de cambio) no podría bajar nunca de este precio.

Y sin embargo todos hemos visto como mercancías que valían un pastón en un momento dado, al final terminaban regalándolas con la compra de un yoghurt (es un ejemplo).

domingo, 13 de noviembre de 2011

Puthulhu III