lunes, 31 de octubre de 2016

Flamenco

Todos los que me conocen saben que no soy muy de "flamenquito", que soy más de "Flamenco". La diferencia entre el "flamenquito" y el "flamenco" parece ser (no soy muy versado en estos lances) que "flamenco" es más serio, más canónico y "flamenquito" son canciones de consumo rápido.

A continuación una lista de canciones que para mí son fundamentales en el flamenco. ¿Que concuerdan con las tuyas? Bien. Que no. Pues para gusto los colores. No voy a poner a muchos que después la gente se aburre.

Entre dos aguas. Paco de Lucía. Un monstruo.




Cabalgando van los gitanos. Lole y Manuel. Una de las voces más claras cantando que he oído.


Y tu mirá. Lole y Manuel.


CAMARÓN. No voy a descubrir a Camarón de la Isla. Podría decir que toda su discografía es fundamental para el flamenco. Aunque yo me quedo con el disco "La leyenda del tiempo". Y de este disco dos coplas que son lo más grande que ha pario mare.

La leyenda del tiempo. Camarón cantando con letra de Federico García Lorca. Casi ná.

Nana del caballo grande. Decir que cuando le dijeron que igual había que repetir esta canción, él dijo que la canción ya estaba cantada. El sitar del principio le viene como anillo al dedo. Siempre lloro con esta canción.

sábado, 27 de agosto de 2016

Chilly para hombre


¿Sabes por qué yo en lo más íntimo quiero Chilly Just For Men?

Mira, normalmente usamos productos específicos para afeitarnos, como afteshave, para la caída prematura del cabello.

Sin embargo... ¿No utilizas un gel específico para lavar tus bienes más preciados, tus joyas de la corona, tu masculinidad, al fin y al cabo?

Pues así podrías no estar protegiéndolos adecuadamente.

Por eso yo, a diario uso, Chilly Just For Men.

Chilly Just For Men es un gel de higiene masculina con un pH específico que respeta la delicada piel de escroto que es nuestra barrera natural contra agente externos.

Chilly Just For Men te ayuda a sentirte sano, listo para la acción y seguro. ¡Ah! Y para fuera del picadero, Chilly Just For Men Pocket.

Yo, para estar siempre listo, Chilly Just For Men.

sábado, 20 de agosto de 2016

Monte Cook tiene los webos cuadraos.


video

Nuestro diseñador favorito Monte Cook, acaba de sacar (vía kickstarter) un nuevo juego llamado 


Para los que no estén en este mundillo (del rol) o que sí lo están pero que no les suena mucho el nombre de ¡¡¡Monte Cook!!! (leer como el Celebrities de los chicos de Muchachada Nui) diré que fue el mismo que diseñó Numenéra, uno de los juegos que más me impactaron su sistema de juego, no solo porque el máster no tirara dados. También "The strange" y "Planescape".

Bien, pues dicho todo esto, Monte Cook con alevosía, nocturnidad y premeditación ha sacado su nuevo juego Invisible Sun.

-¡Cómo mola! Un nuevo juego de este monstruo.

Para el carro Rodrigo, que este juego es caro de cojones.

Primero veamos qué ofrece:

¿A que se os hace la boca agua? ¿Ein, ein? Pues sí, cualquier obseso con los juego de rol como yo, seguro que tendrá problemas para poder no abalanzarnos a comprar el juego... Hasta que sabes el precio.

Hay dos opciones:

1) Opción a, 197$. Unos 173€. Trae la caja con todo lo que tiene en su interior. 

Tsk. Sí, parece que bien, hasta que lees la segunda opción.

2) Opción b, 539$. Unos 475€. Trae lo anterior más una campaña escrita por Monte Cook que incluye 12 meses de handouts y paquetes secretos (o sorpresa) que le enviaba a su grupo de juego, además de todo lo que se vaya desbloqueando en la campaña "y más cosas".

Este tío s'apaso. Es posible que haya pensado que los fanáticos del rol ya tenemos una edad y que podemos permitirnos pagar tanta pasta. Bueno, de hecho sí porque el mecenazgo se ha conseguido ya (a falta de 27 días y pedía 210.653$).

¿Por qué no me compraré yo este juego?

Para empezar, pagar más de 100€ por un juego me parece bastante inmoral. Sí, ya sé que hay gente que se gasta más pasta en cosas peores, pero yo tendría un gran cargo de conciencia si lo hiciera. No, gracias. Paso.

El juego puede ser bueno o puede ser un bluf. ¿Y si no es tan bueno como para pagar 173€ o 475€? ¡Coño, que mi bicicleta (que es buena) cuesta menos!

Está en inglés. Sí, ya sé que no se me da mal entender esta lengua bárbara, pero pagar tanta pasta para después tener que traducir cosas para mis jugadores, como que no. ¿Se traducirá? No sé si habrá suficiente mercado en España como para que la gente compre un juego tan caro. 

Y ahora viene lo peor, la forma de venderlo: 

Invisible Sun is deep. It’s smart. Just like you.
Invisible Sun will change the way you play roleplaying games.

"Invisible Sun es profundo. Es inteligente. Como tú. Invisible Sun cambiará el modo en el que juegas a rol".

Bueno, eso no es decir mucho si está enfocado al público estadounidense que cuando leyeron "Aquelarre" la primera vez no lo entendieron y decían cosas como "en Europa juegan a algo pero eso no es rol". 

¿Que los personajes "crecen" fuera de la partida? No creo haber sido el único que ha cogido a varios jugadores aparte de la partida y, tomando un café o un refresco, hemos hablado de su personaje y de sus motivaciones y su historia previa (en Invisible Sun le llaman flashbacks).

Lo dicho, creo que Monte Cook tiene los webos cuadraos.

Eso sí, el comienzo del video anuncio con Donald Trump me hizo mucha gracia.


sábado, 13 de agosto de 2016

TDN 2016


sábado, 26 de marzo de 2016

Fresas salvajes


Ayer vi esta película sueca, del director Ingmar Bergman, que para qué voy a negarlo... a mí el cine sueco como que es un cortavenas, pero me insistieron en que lo viera.. En realidad fue un "¿la vemos?" y yo, que soy fácil por naturaleza para el cine, dije "venga".

Para empezar, decir que el título debería hacerse traducido como "Fresas silvestres", que salvaje parece que te va a dar un bocado en el bajo vientre y te va a desgraciar. Por cierto, en Sudamérica se tradujo como "Cuando huye el día". A todo esto, el título no solo hace referencia al fruto sino a la época en la que se recoge (primavera) y al lugar.

Smultronstället (fresas silvestres en sueco). 1957


Bueno, voy con la peli.


Un señor mayor, Isak Borj (interpretado por Victor Sjöström)decide ir de Estocolmo hasta Lund en vez de avión, en coche. El motivo del viaje es que va a ser homenajeado como Doctor Honoris Causa por la universidad de dicha ciudad.


La noche anterior al viaje, tiene un sueño extraño estilo surrealista, que bueno, para la época y para ser sueco no está mal, pero claro, siendo yo español y teniendo a Dalí y a Luis Buñuel como epítome de surrealismo en cine pues no tiene nada de extraño ni de anormal: un reloj sin manecillas, un ser de espaldas, un carro fúnebre y un final más que predecible.

La distancia actual entre Estocolomo y Lund es de 50 Km. En aquella época seguramente era más y con carreteras verdaderamente espantosas. A última hora, su nuera le pregunta si le deja ir con él, a lo que el anciano médico le dice que sí.

Durante el viaje, la nuera (con una sonrisa en la boca) le dice de todo menos bonito. Aunque el anciano doctor parece no inmutarse.

Deciden parar en la casa donde Isak pasaba la primavera y el verano con su familia en el lago. Su nuera, Marianne, (Ingrid Thulin), decide darse un baño. Mientras el doctor comienza a recordar cosas de su juventud.


Aparece una agradable chica (Bibi Andersson), sí, no es coña, que va a Italia haciendo dedo. Va acompañada de dos muchachos que se disputan la muchacha a base de galanteo (sueco) y la existencia o no existencia de dios (a base de hostias). Piden permiso para ir en el coche, que es muy espacioso, y ahí van los 5 en el coche.



A mitad del camino, sufren un accidente con otro coche que sale bastante mal parado. La pareja que lo conducía le pide ir con ellos y aceptan (ya he dicho que el coche era muy grande). La relación de esta pareja es tremendamente tóxica hasta el punto que Marianne (la nuera) llega un momento en que le pide que se bajen del coche.

Durante el viaje, la nuera le comenta a Isak que está embarazada, pero que su marido (el hijo de Isak) no quiere tenerlo. En realidad es que no quiere tener hijos por el pensamiento negativo sobre lo que es la vida y el mundo (es cine sueco, ¿recuerdan?).

Durante el viaje, Isak se queda dormido y sueña con que le están haciendo un examen para ser médico, en el que no da una (ni él ni nadie hubiera podido superar ese examen, claro). Al despertar, los chicos agradables le hacen un homenaje al saber que va a Lund para ser reconocido como Doctor Honoris Causa.



Antes de terminar viaje, Isak se pasa a ver a su madre (sí, a su madre). La madre sigue siendo igual de mandona que cuando era joven.

Tras el viaje hasta Lund, parece que el viejo profesor ha hecho las paces con Marianne, los chicos jóvenes, que son majísimos (dan ganas de irse con ellos a Italia de viaje) se despiden del profesor y la película rebosa (al final) de optimismo y agradabilidad (sí, me he inventado el palabro, ¿qué pasa?).

Crítica.

Si he de ser sincero he de decir que me esperaba una película cortavenas y no. Te deja con un muy buen sabor de boca. No parece sueca, la verdad.



La película es un roadmovie en toda regla (y mira que las dos localidades están cerca), con una Ingrid Thulin haciendo de Marianne en un papel de decir la verdad sin perder la sonrisa (bellísima por cierto), y un cameo de Max Von Sydow haciendo de empleado de gasolinera porque en aquella época no era nada en el cine mundial, europeo o sueco (fue uno de sus primeros papeles).

Las tres épocas de la vida están especialmente bien representadas con

a) Los jóvenes como la locura y el buen rollismo
b) La madurez con la nuera y la pareja mal avenida (mal rollo, oiga) y
c) La vejez con el doctor y su madre pensando solo en cuanto les queda de vida y el dinero que han acumulado que no sirve para nada.

Como anécdota diré que la peli está considerada como una de las cintas más emocionales y optimistas del director sueco, tanto que el Vaticano la seleccionó como una de las cuarenta y cinco mejores películas de la historia del cine.

Respecto a premios y cosas así, fue aclamada por la crítica y se alzó con importantes galardones como el Oso de oro a la mejor película en el Festival internacional de Berlín y el Globo de Oro a la mejor película de lengua no inglesa, además de obtener una nominación al Óscar en la categoría de mejor guion original (pero claro, es que se peleaba con la película Mi desconfiada esposa, película de la que hablaré otro día, porque hay mucha gente que no la conoce).