martes, 13 de noviembre de 2007

Viaje a Túnez 4. Primer día en Hammamet

Advierto que es una macroactualización (y eso que es sólo de un día).



Nos levantamos a las 08:30 y fuimos a desayunar. En el Hall del hotel nos "abordó" un guía de Travel Plan y nos explicó que teníamos una excursión "gratis" a Hammamet... Después os contaré lo de la excursión "gratis" a Hammamet.

Ahora, fotos del Hall.


Bien, pues como aún faltaba como una hora para la reunión con el guía de Travelplan, Anís (vaya nombre), pues decidimos ir a "nuestros aposentos". Haciendo zapping entre TV1, BBC, France2 y una tunecina, nos encontramos a la maravillosa serie española "Los serrano". Pero hablando en francés y llamándose "Le familie Serrano".

Llegamos a la reunión con Anís (jeje), éramos unas 15 personas y nos dijo unas cuantas cosas:

1) Para llegar a Hammamet lo mejor era coger un taxi. Los autobúses eran lentos, se paraban en prácticamente cualquier lado y los horarios exactos eran solo "orientativos". Pues como en España, pensé.

2) Máximo que un taxi debía cobrar por un viaje a Hammamet era de 7 dinares (unos 4€).

3) Teníamos 3 días libres en el hotel para "descansar", pero viendo el panorama en la piscina exterior:

Decidimos que mejor haríamos todas las excursiones no repetidas que pudiéramos. Empezabamos el día siguiente con una visita a Cartago. Menos mal que después el tiempo mejoró un poco:

Después de la reunión íbamos a dar una vuelta, pero nos comenzó a llover, así que nos fuimos al ciber del Hotel y actualicé desde ahí. Desgraciadamente, el teclado era AZERTY y era un verdadero rollo escribir allí.

Antes de eso, durante la reunión de Anís (jejeje), Babé salió un momento de la sala y fue abordada por uno de los "masajistas" del hotel. La anécdota es la siguiente: un chico que se había ido de la reunión se dejó en la silla su chaqueta, Babé salió para dársela y fue abordada por el masajista en cuestión.

- (Algo incomprensible).

- Estoy buscando a alguien- le dijo Babé.

- Me estás buscando a mi -le respondió el masajista.

- No.

Y Babé se volvió a la reunión. Cuando terminó y salimos nos abordó a los dos. Primero se rió de Yoda y después dijo:

- Masaje terapéutico relajación desde la punta del dedo gordo del pie hasta el último cabello de la cabeza pies piernas culo espalda delante y detrás.

Todo esto dicho sin respirar.

- No, no, gracias.

- Si vais a excursión ahora relajación.

- No las excursiones la haremos dentro de 3 días.

- Bien pues así ireis relajados a la excursión conmigo.

- No no no.

Al intentar salir de allí, uno del hotel nos dijo que teníamos un viaje "gratis" y que salíamos a las 14:30. Nosotros nos fuimos a comer con tranquilidad.

Nos fuimos a comer a un italiano. La comida muy buena y nos tomamos un vino de la tierra (de Túnez, vamos). Esto de la prohibición del Islam de tomar alcohol parece que no les va mucho a los tunecinos.

Llegamos al hotel a eso de las 15:00, y el del hotel se cabreó con nosotros porque no habíamos llegado a la cita y que nos habían estado esperando 15 minutos. Le explicamos que fuimos a comer y que la comida necesita un tiempo para hacerse y que no íbamos a comer rápido porque hubieramos quedado a una determinada hora. Parece que se resignó y nos dijo que había otro viaje "gratis" a Hammamet a las 15:00. Como nos trató muy mal decidimos pasar de él como de comer mierda. Después nos enteramos que esos viajes "gratis" eran una encerrona que hacían algunos avispados para llevar a los incautos turistas a "la feria de la lana"... Ahora os comento:

Después de llegar al hotel decidimos ir en Taxi hasta Hammamet. Nada más bajarnos del taxi, nos abordó un vendedor y nos vendió varios souvenirs. El vendedor antes de hacer nada nos preguntó "¿Con regateo o sin regateo?". Yo quise con regateo y así compramos un par de cosillas, una de ellas una pulsera con el nombre de Cristina en árabe por la parte de delante y con caracteres latinos por dentro.

Acto seguido entramos en la ciudad y nada más entrar nos abordó uno y nos dijo si habíamos estado ya en "la feria de la lana". Le dijimos que no y nos dijo que era una feria que hoy era el último día y que lo hacía una bereber, que fuéramos a verlo que era muy interesante.



En efecto, lo de "la feria de la lana" era una excusa para vendernos una alfombra, en cuanto se dieron cuenta de que no íbamos a comprar nada allí ("¡Pero, si esta alfombra en El Corte Inglés te puede costar un ojo de la cara! y aquí te la vendemos por solo 900€...) ni nos dieron el té ni el café que nos habían prometido al entrar (cabrones).

Volvimos al hotel y comenzó a llover de nuevo (qué suerte). Babé se fue a dormir a la habitación y yo me fui a la piscina cubierta... Qué gustazo eso de ver a través de las vidrieras cómo llovía afuera mientras dentro estabas calentito y remojándote los güebos.

A las 20:00 nos fuimos a cenar.

Después, nos fuimos a una parte del Hall y allí nos encontramos con 4 gallegos: Isabel, Sonia, Carmen y Alejandro.



Nos contaron una serie de anécdotas, por ejemplo:

Les timaron con el precio de un bolso. Se lo encasquetaron y se lo vendieron sin ni siquiera quererlo.

O lo que le ocurrió a Isabel y Sonia que cuando llegaron al hotel, el que le llevaba las maletas se les metió dentro de la habitación y parecía que no quería salirse de allí (hasta que no le dieron una propina no se fue) o caminando por Hammamet, uno que le quería dar un masaje mientras otro separaba a la amiga para venderle no sé qué cosa...

Yo conté que en el sitio para cambiar divisas en el hotel había que tener mucho cuidado porque el que te cambiaba las monedas muchas veces "se equivocaba" (siempre a su favor, claro) y había que mirar con lupa el cambio que te daba.

Casi todos los problemas que teniamos los turistas en Hammamet o en cualquier lugar de Túnez es nuestra dificultad para decir NO cuando no quieres algo. Los de por allí lo sabían (o sabían de lo fácil que es encalomarnos cualquier cosa) y se aprovechaban. Niños, hay que saber decir que NO cuando no quieras algo... Tanto en Túnez como en casa.

Y hasta aquí la actualización de hoy. Próxima actualización: la excursión al museo de Bardo y a la ciudad de Cartago.

3 Personas humana han comentado:

Lobo dijo...

Naah, no es tan "MACRO" xD Mola, te quieren tangar por tós laos... menos mal que Yoda no hablaba, que si no, le venden una estrella de la muerte persa o algo.

Märk dijo...

Una amiga mia me contó que en Egipto, te van a cobrar POR TODO, desde por hacer ciertas fotos hasta por tocar un bajorrelieve de las pirámides.

Y Tunez, pues eso, lo mismo. Es el problema de esos países, aunque a veces pienso que nosotros hacemos cosas parecidas.

(Una cocacola junto a la giralda, 2.10 euros. En Sevilla Este, 70 centimos)

Froda dijo...

Jodó con los tunecinos.

Menos mal que no te dejaste "tunear" deso doc!! X_))))))))))) a pesar de ello creo que vuestro viaje mereció la pena ;-)