sábado, 9 de abril de 2011

Pensamientos masculinos sobre las mujeres

Sí, lo reconozco.

Cuando era más joven yo era un pagafantas, aunque antiguamente no se le llamaba así. No recuerdo ni que hubiera un término para definirlo, la verdad.

El caso es que los chicos como yo (los que no nos comíamos una rosca) teníamos un montón de ideas preconcebidas sobre las chicas. Era la falta de relación con ellas (con las chicas, digo) que hacía que muchos de nosotros las tuvieramos idealizadas. Y para explicar esas ideas que teníamos de ellas estoy escribiendo este post. Comenzamos.

1) Las chicas no se tocaban. Vamos que no se masturbaban. Eso solo lo hacíamos los tíos. De hecho había "competiciones" de algunos que se iban a una obra o casa derruida y con las revistas porno se ponían ciegos a pajas. Recuerdo especialmente a un "conocido" que se iba con uno a "pajearse" y cuando volvían, el salido este "empalmaba" con algún otro para seguir zurriagándose la sardina. Y las chicas no hacían eso, claro.

2) Si una chica te hablaba mal de su novio sobre un tema, decías que tú nunca harías eso. La idea preconcebida era que al escuchar que contigo no tendrías ese problema, se tiraría en tus brazos. Y no. Lo que la chica quería era hablar. Ya que con su novio hacía otras cosas que no era lo que estaba haciendo contigo. Al hilo de este tipo de chicas están las que se quejan continuamente de sus novios pero que siguen con los mismos durante años. Cuando el espetas el "¿Y por qué no lo dejas?". Te respondes algo como "¿Dejarlo? ¿Por qué?". Lo mejor con estas tiparracas es pasar de ellas como de comer mierda.

3) "¿Me das el peluche?". En la feria ganas un peluche, viene una chica guapa y te hace la pregunta. Tú se lo das creyendo que así vas a ligar con ella. Lógicamente no. Recuerdo un año (ya siendo yo menos gilipollas) que gané el peluche más grande de la feria. Me vino una chica P R E C I O S A con la frasesita de los cojones. Mi respuesta fue a lo gallego: "Y tú, ¿me la comes?". La chica se fue indignadísima, pero yo me quedé con el peluche, al que le reventamos la cabeza y ocurrió un percance con un cubo de basura. Pero eso es otra historia.

Otro día seguiré con el resto de ideas, que hay un montón.

Saludetes

1 Personas humana han comentado:

Javier dijo...

Brutalmente honesto, honestamente brutal. Nuevos episodios de Jaus... ah, no...