jueves, 28 de junio de 2007

Los buenos imprevistos

Estaba yo a eso de las 22:30 más amargado que un afgano escuchando un disco de San Justa Clan, cuando recibo una llamada telefónica:

- ¡Hola!

- ¡Hola! ¿Qué haces?

- Pues nada, aquí amargado que aún me queda una hora para salir del curro.

- ¡Vaya! Y yo que quería invitarte a venirte a mi piscinita.

- Joder, joder, joder... Mierda. Me estás poniendo los dientes largos jamía.

- Pues ya sabes, si quieres venirte...

A partir de ese momento la actividad que desarrollé fue frenética, y con los siguientes pasos:

1) Llamada al compañero para ver si me hacía el favor de venir media hora antes (y así salir por patas).

2) Llegada al Hospital, recogida de mi madre, llevarla a mi casa para que duerma un poco...

3) Coger una toalla. ¿Cambiarme para qué?

4) Conectarme a internet durante 2,5 segundos para decir "Tiro para allá".

5) Conducción un pelín por encima de los límites de la velocidad permitida para poder llegar a Coria en menos de media hora.

6) ¡Tachán!

Bueno, pues entramos en el chalecito, que guardaban unos perros muy simpáticos (de hecho me olieron varias veces el culo) e ir deshaciéndome de la ropa conforme me iba acercando a la piscina:

Camiseta (anda en todo el charco)...

Zapatos y calcetines (¡Diox qué olor!)...

Pantalón (a tomar por culo las esposas)...

Calzoncillos (¿donde lo pondría que no los encontré cuando me iba?)...

Y al agua patos.

El agua estaba estupenda de cojones. Los perros miraban con cara de "¿no me vas a seguir haciendo carantoñas?".

Inmersión. ¡Qué rica!

- ¡Oye! ¿Tú no te bañas?

- Es que no me he traído traje de baño (¿Tú no nadas nada? No, no traje traje).

- Mujer, ¿después de yo estar tal y como mi madre me trajo al mundo te vas a cortar?

- Mmmsí.

(Manda webos)

Después de mucho por fiar le dije que hiciera lo que le saliera del coño. Palabras mágicas.

- Bueno, pero no mires.

Estuvimos nadando así como media hora, sin ningún foco del chalé y a la luz de la Luna (no estaba llena, pero casi).

- Yo me salgo chica, que estoy casi tiritando.

- Dame calor ¿no?

Ea, al lío bajo la luz de la Luna. Sí, sí, muy romántico y todo eso, pero cuando uno es el único que toca pie, tiene que agarrar a la chica con una mano y apoyarse con la otra en el bordillo para que no nos fuéramos a tomar por culo, al final ves que un refregón en el agua no es tan estupendo como decía el prospecto.

- Chica, ¿no tienes cama dentro?

- Sí, sí... Venga, nos secamos y nos metemos en el chalé.

En conclusión: llegué a casa sobre las 04:30 de la mañana y ahora estoy poniendo este post en el hospital gracias a una clave que me dejó gotito (asias tío) y con unas ganas "tremendas" de entrar a trabajar dentro de un rato.

Mierda de trabajo no flexible. En fin, a ver si me toca la lotería y hago lo que me sale de los cojones.

Las ganas.

7 Personas humana han comentado:

Mallory Knox dijo...

jejejeje ahora entiendo la salida tan rapida del msn jejejeje que buen festejo de cumple....

por cierto se te cumplio lo que se te prometio :P "si quieres venirte" jejejeje vaya frase!!!!!

y si el agua no es lo maximo pa follar

un beso

Lobo dijo...

Jodo... me mantendré en estado de envidia hasta dentro de dos fines de semana, cuando me ocurra algo parecido ¬¬

Por lo demás, un relato muy bonito... un par de detalles más, y me pongo palote.

XD

lazaro dijo...

El problema no es el agua sino la cantidad, por ejemplo en un jacuzzi se folla de cojones de bien, pero calro, si estas haciendo esfuerzos para no ahogarte tiene que cortarte un poco el rollo XD

A todo esto, gracias, que por fin pude follar en un jacuzzi XD

P.D. Cambia el skin que este blanco sobre negro quema las retinas :P

Dr. Alban dijo...

Quema las retinas "pero es respetuoso con el medio ambiente" :P

DjRamallo dijo...

Joer, ya me gustaba el punto 5... pero el resto de la historia es mucho mejor, jajajaja. Un abrazo!!!

carlos javier dijo...

de nada por lo de la clave so puta, pa eso está la universidad, pa sangrarles

Lobo dijo...

Amén.