lunes, 24 de diciembre de 2007

Viaje a Túnez 6. Backstreet hotel (la parte de atrás del hotel)

Pues como era un día "libre", decidimos ver el centro comercial que había en la parte de atrás del hotel. Hicimos el paseo con Isabel y Sonia (dos chicas de Galicia).
A continuación unas cuantas fotos del centro comercial de la parte de atrás del hotel. Aquí intentaron comprarme a Babé por 300 camellos y 5 ferraris... Bueno, la verdad es que el tunecino tenía mucha guasa en lo alto y posiblemente era un argumento de venta para que entráramos en su tienda, je.

Vereis más cosas en el video que he puesto cuando termino de hablar del centro comercial.

La noche de la llegada a Hammamet vimos un hotel que nos encantó, y como estábamos por allí cerca, pues decidimos hacerle unas fotillos y algún que otro video.

Y a la vuelta nos pasamos por el puerto deportivo. Fue un paseo muy agradable la verdad.



A continuación el video. Espero que os riaís con él como me reí yo haciéndolo, jejeje.



Y llegamos al hotel. Nos cambiamos y encontramos que las toallas y los pijamas nos lo habían colocado de nuevo con esa forma tan particular y esta vez con pétalos de rosa.
Después de cambiarnos decidimos que nos iríamos a Hammamet a almorzar. Antes me quise tomar un té en el hotel (Babé un café). Y una de las especialidades era té con piñones. El té con piñones era DIOS. No he tomado un té más rico en todos los días de mi vida. Buenísimo. También nos ofrecieron una cachimba (que por cierto aquí se llama chicha) pero declinamos amablemente.

No sé si comente ya en alguna actualización anterior que el medio de transporte principal en Hammamet es el Taxi y los viajes es mejor negociarlos ANTES de cogerlo. La media que te podía pedir un taxista era de 7 dinares, pero te podía salir por 8, 6 o 5.A mi me seguían doliendo las pupitas dentro de la boca y buscamos una farmacia para ver si había algo que no fuera una pomada para untarme... Y no, solo había pomada. En fin.

A la puerta de Hammamet había una estatua de tres sirenas al que acosamos a fotos.
Fuimos a comer a un restaurante que según todas las guías estaba muy bien. Vistas desde el restaurante: Se llama Barbarousse (Barbaroja), y aunque Túnez es un país musulman a la hora del rezo todo el mundo estaba por la calle y en el restaurante nos sirvieron vino del país (otra vez). Un vino con la etiqueta del restaurante.Babé pidió un cuscús con pescado y yo cuscús con cordero. Ambos buenísimos. Al final pedimos la cuenta y nos la trajeron en una cajita monísima.
Dimos unas vueltas por Hammamet haciendo unas compras y el turista.Yo haciendo el guarro.

Y bueno, algunas fotos de lo que compramos por allí: Un cacharro para poner las llaves de la casa

Y un bolso de piel de camello que nos pidieron 100 dinares y yo ofrecía 20. El otro que no se bajaba del burro y yo que me iba. Me cogió del brazo y me dijo: "Bueno, vale, venga. Pero que sepas que pierdo dinero".

3 Personas humana han comentado:

Lobo dijo...

[lastre mode on]
El vídeo es una mierda. El título dura demasiado, la música es emo y la coñita de la tía del camello a partir de la tercera vez, cansa. Y al final hay trece segundos innecesarios en negro.
[lastre mode off]

xDDD

Sinceramente, cuando estaba viendo todo esto, he pensao "jo, a ver si para el próximo viaje que hagan me puedo apuntar". ^^

el Dr. Alban dijo...

Ottia, pos molaría

gott dijo...

jajaja, mu bueno el estribillo con la vacaburra montada encima del camello, porecico, tenia que pesarle