miércoles, 27 de agosto de 2008

Viaje a Londres 4

Finalizo ya el reportaje del viaje a Londres. Recordaré los anteriores links por si alguien se ha perdido algo


Bueno, era el día de la salida (oooh). Nos levantamos tarde (después de reventar a Babé y a Alejandro pateando la ciudad, creo que se lo merecían). Atención a la manera de despertarse que tenía Alejandro todas las mañanas.

Llegamos a la estación de metro donde un vendedor quiso que le compráramos un jabón a base de baba de caracol o algo así. Nos hizo lavarnos las manos (preguntándonos si nos lo habíamos lavado en el hotel) y nos dispusimos a refregarnos las palmas con aquel producto inmundo. Efectivamente sacó roña y se nos quedaron las manos como el culo de un niño chico. Pero el precio era prohibitivo (¡con esto podrá limpiarse todo un año!). En fin. Maletas para la estación Victoria.

Decidimos hacer tiempo, y como estábamos en Westminster (sí: estábamos en Londres y dentro de Londres hay un pequeño reducto que es Westminster) decidimos visitar el ayuntamiento.
Seguimos caminando a ver dónde nos dirigían nuestros pasos y fíjate tu por donde, nos encontramos de bruces con la catedral católica de Westminster (catedral de los ingleses y los galeses católicos).
Entramos en ella y nos sorprendió "algo" que comentaré más adelante. Ahora fotos.

























Nos dio la sensación que los británicos habían confundido el catolicismo con el arte bizantino. Debe ser muy chocante para un católico inglés (o galés) venir a sevilla y ver una catedral gótica católica.

Bueno, pues vuelta a la estación. Nos montamos en el tren (con dos canis que lo único que hacían era comer y mirarse en el espejo)y de ahí a esperar la salida del avión a Sevilla, que (sí, esta vez) tomamos felízmente.



Y llegada a Sevilla con su "maravilloso" calor. Menuda bofetada nos dio nada más abrir las puertas del avión. Manda webos.


Y para terminar una cosa que vimos en la catedral y que me hizo mucha gracia, jejeje. Estoy en todas partes.

8 Personas humana han comentado:

Märk dijo...

La catedral, mas que una catedral católica, parece un bazar chino. Qué colorido oigan, qué maravillosidad de luz, qué texturas!

Flooding! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Flooding! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Flooding! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Flooding! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Flooding! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
el Dr. Alban dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
el Dr. Alban dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.