miércoles, 6 de octubre de 2010

¿Una nueva vida?

Aquí me encuentro en un ciber después de haber estado dando (y no recibiendo) clases en un colegio de El Ejido

Lo conseguí.

Estoy dando clase por fin de lo mío, educación física... Y además en inglés (te cagas ya). El problema es que me han dado una tutoría y claro no es lo mismo.

(Para los que no lo sepan, una tutoría es cuando te dan una clase y tienes que dar además de E.F., Matemáticas, Lengua, Conocimiento del miedo... digooo del medio y Educación para la ciudadanía).

Los chicos de mi clase son muy majos. Y no lo digo en general, digo que son muy majos todos. Es muy curioso como se les ve que van perfilando sus personalidades y ves que todo el mundo puede cambiar: en estas edades y en edades más avanzadas (aunque cueste).

En E.F. me lo pasó de miedo. Me encanta hablar con los de 5º y 6º; se nota que están empezando a "ver" el mundo que se les abre ante ellos y empiezan a mirar con sus propios ojos y no con el de sus padres.

El otro día les pregunté en mitad de la clase de matemáticas que me explicaran para qué servía estudiar matemáticas. Hubo opiniones para todos los gustos: para razonar, para pensar, para hacer cuentas, para ir a la universidad, para...

Se quedaron de piedra cuando les dije que las matemáticas les sirve y les servirá para que no les engañaran.

"Ahí fuera hay un montón de gente que intentará timaros de las más diversas formas, y una de ellas es que intentarán robar vuestro dinero, y las matemáticas sirven para que no se aprovechen de vosotros".

¿Les dejaré algo de huella a est@s chic@s?

Espero que se queden con lo bueno y desechen lo malo

5 Personas humana han comentado:

Adirael dijo...

Jaja, mola!

Eres un profe de esos que te encuentras 10 anyos despues y les das las gracias por lo que hicieron por ti.

el Dr. Alban dijo...

Pues eso espero

Alex Ramallo dijo...

Enhorabuena por ese trabajo! Seguro que dejarás huella en tus alumnos. Mucho ánimo y que vaya todo genial. Un abrazo fuerte desde Tenerife!

PD: A ver si te dejas caer por la isla alguna vez... jejeje.

el Dr. Alban dijo...

Ya me gustaría, ya

Javier dijo...

Fijo que dejas huella. Casi no hay profesores que se molesten en soltar algo más que el rollo que les toca y encima hablando a los alumnos como si fueran gilipollas. El trato es la diferencia. Me hubiera encantao tenerte de profesor (aunque con lo pedante que eres... miedo) XD