miércoles, 3 de octubre de 2007

Esto de trabajar en medio del campo...

Como dice el título de la actualización, esto de trabajar en medio del campo tiene muchas cosas malas:

- Cuando hace calor, hace un calor de cojones.

- Y cuando hace frío, ni te cuento.

- Cuando llueve, diluvia.

- Cuando anochece, se te meten todos los insectos del mundo en la garita.

- De los mosquitos mejor ni hablamos...

- Hubo un día que faltó sacar unas cartas y ponerme a jugar al póker con una rata que había por allí de lo grande que era. De lo grande y lo sinvergüenza, que atacó la bolsa de basura cuando yo estaba allí al lado.

- El moreno albañil que coges es estupendo (con las marcas en los brazos y el cuello moreno en forma de pico).

También hay cosas bonitas de trabajar en el campo. Pocas, pero las hay:

- He visto tordos, abubillas, cigüeñas, cangrejos de río, garzas, garcetas, conejos, zorros...

- Cuando estoy de mañana veo amanecer a lo lejos (y falta la música de "El hombre y la tierra" para que se complete el cuadro).

- Por la noche, cuando la luna está cerca del horizonte, se ve enorme, y hay días que se ve roja como la sangre.

- Y a veces, cuando ha llovido o está a punto de llover, aparece el arcoiris (perdonad lo mal que se ve, pero aún no tengo una buena cámara):



4 Personas humana han comentado:

Lobo dijo...

Qué bonico y bucólico todo.

gaby dijo...

En ocasiones es bueno salir de la ciudad para poder disfrutar de los hermosos paisajes, la calma, la soledad.... No se tu, pero a mi ese tipo de cosas me empiezan a dar repelus a la semana y entonces necesito ruido, tráfico y smog. ;)

Dr. Alban dijo...

Yo necesito el ruido, el tráfico, la contaminación y la muchedumbre todos los días... Es un rollo esto de trabajar en medio del campo (la gran mayoría de las veces).

Märk dijo...

A cavar minas te ponía yoooooooo