jueves, 24 de abril de 2008

De la dificultad de estudiar al ser humano

Después de leer que un hombre aquí en España insultaba a una mujer diciéndole cosas como "india, no debiste salir de la selva, lárgate a tu país", a Berlusconi decir en Italia perlas como "los rumanos entran en Italia, roban y atracan lo que quieren" y leer que en Ecuador "colombianos y peruanos son discriminados", he decidido hacer esta entrada.

El hombre como animal que es, o como otro animal más que es, es posible de ser estudiado mediante la zoología. ¿Por qué el hombre se pelea con otros hombres?

Los animales de una misma especie suelen luchar entre sí para establecer su dominio dentro de su jerarquía social o bien para hacer valer sus derechos territoriales sobre un pedazo de suelo. Algunas especies son 100% jerárquicas, sin territorio fijo mientras que otras son 100% territoriales, sin problemas de jerarquía. Normalmente suele ser una mezcla de ambas, es decir, jerarquías en sus territorios. Nosotros somos de estos últimos con alguna peculiaridad añadida.

1) Pertenencia al grupo.

Nuestros ancestros fueron animales forrajeros, es decir, que iban de un lado a otro comiendo lo que la naturaleza les iba proporcionando. No solían quedarse mucho tiempo en una misma zona. La importancia en este sentido la tiene el grupo. Suele existir un tirano pero es un buen tirano: benigno y tolerante. Suele ser el macho más aseado del grupo, más generoso y más sexual. El grupo gira en torno a él. Las luchas con otros grupos suelen ser raras y mal organizadas. Los subordinados del macho dominante suelen estar muy unidos y hace que el papel de tirano sea sumamente eficaz. En este tipo de organización animal el grupo se van desplazando constantemente de un lado a otro sin darle mucha importancia al territorio pero sí al grupo. Es la típica sociedad simiesca colectiva como por ejemplo la de los gorilas. Tenemos pues la primera característica: Pertenencia al grupo (saber en qué posición dentro del grupo nos encontramos).


2) Pertenencia a un territorio (territorialidad).

Sin embargo, el animal humano evolocionó para ser un animal cazador cooperativo con una residencia base. Los animales cazadores le dan una importancia vital a la zona de caza además de defender la zona donde el grupo tenía esa base. La importancia de la zona es tal que las peleas por el territorio suelen ser a muerte frente a otros grupos de la misma raza o frente a distintos animales que ocupen el mismo nicho ecológico. Por tanto el hombre se vincula a un territorio: se hace territorial. Y defiende dicho territorio frente a otros grupos.


3) Pertenencia a la pareja.

Pero, para que el humano macho se fuera a cazar con otros machos, debía dejar a la hembra humana a cargo de la prole. La crianza de la prole es de las más largas (si no la más) de todo el reino animal. La hembra debía estar al 100% con el cachorro humano y durante un largo período de tiempo. Esto hace que busque relaciones largas con un macho y no relaciones cortas como en otros grupos de simios. Además el humano macho debe estar "bastante" seguro de que la prole a la que está alimentando es suya de tal manera que no esté gastando energía en alimentar una prole ajena. Por tanto tenemos la tercera y última pertenencia del ser humano: pertenencia a la pareja frente a la posibilidad de que la pareja se rompa por la irrupción de otra persona en la misma.



En el ser humano actual (tan evolucionadito que parece) sigue con estas tres pertenencias fuertemente arraigadas. La pertenencia al grupo (yo soy gitano o blanco o negro, etc), la pertenencia a un territorio (ya sea tanto a nivel de país/región/ciudad o pueblo como a nivel de trabajo, que a fin de cuentas es donde "se caza" hoy día) y la pertenencia a la pareja ("si me dejas te mato").

Es decir, que tenemos por una parte el racismo (pertenencia a un grupo), por otra el chauvinismo(pertenencia a un territorio) y por último los celos hacia el conyuge (pertenencia a la pareja). Si lo removemos bien y hacemos que se mezclen incluso todas las pertenencias entre sí (¡¡¡vienen a robarnos a nuestras mujeres y a quitarnos nuestros trabajos!!!) tenemos una aproximación de cuan difícil es el estudio del ser humano.

6 Personas humana han comentado:

Lázaro dijo...

Si ya decia yo que somos animales de manada

Tony dijo...

Yo no digo nada, pero el Hombre de alguna forma siempre tiende al racismo, a la xenofobia y a no tolerar con demasiada tranquilidad los cambios.

En el fondo, supongo que será porque cualquier "cambio" se ve como una amenaza, y mas aun en épocas de crisis como en la que estamos ahora, donde la economía es altamente inestable hasta que el tema de hipotecas-bancos-dinero-inflación no vuelva a su sitio.

Pero vamos, en el caso de Italia, me espero cosas peores. ¿Donde se ha visto que en un país "democrático" el presidente sea un delincuente?

Inma dijo...

Recuerdo cuando los niños de mi barrio pegaban a los de otros porque venían a ver a las niñas... sin comentarios... me parecía tan estúpido, como si fuéramos de su propiedad vaya!!!

Lobo dijo...

Si total... nos estamos auto-erradicando...

Flooding! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Flooding! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.