martes, 29 de abril de 2008

Karma

(Del sánscr. karma, hecho, acción).

1. m. En algunas religiones de la India, energía derivada de los actos que condiciona cada una de las sucesivas reencarnaciones, hasta que se alcanza la perfección.


2. m. En otras creencias, fuerza espiritual.



Esto es el Karma según la RAE. Y estoy seguro que en un principio y en las religiones que se formó dicho concepto tenía este significado. Pero claro, a esto que llegan los occidentales e "iluminan" este concepto con ojos occidentales (es normal, se ven la cosas según la cultura en la que hayas sido formado).



Y llegamos al concepto de Karma de "Haz cosas buenas y te sucederán cosas buenas. Haz cosas malas y te sucederán cosas malas". Concepto pueril y por supuesto erróneo.

Para empezar ya estamos dándole valor de bueno/malo a los actos que realizamos. Como si las acciones no fuera valoradas desde un punto de vista cultural/social; sino que tuvieran un valor "per se".

Y continuamos con el razonamiento: las personas que hacen cosas malas, le suceden cosas malas. Ya. Si esto fuera así, al señor Fritzl, le quedarían los pocos años que le quedan de vida colgado del techo por la piel como uno de los viciosos de la película de Hellraiser. O que Pinochet tuvo que pasar una semana fatal con el infarto de miocardio...

Tenemos después la otra cara de la moneda. La hija de Fritzl tuvo que ser una niña malísima porque sus violaciones y sufrimiento fue muy prolongado. Y a los que torturó Pinochet tuvieron que ser gente muy, pero que muy peligrosa y malvada para sufrir aquellas descargas eléctricas en los genitales, aquellas vejaciones y violaciones.

De donde se deduce que no hay nada nuevo bajo el Sol y que a lo que se le denomina hoy día en nuestra sociedad actual como "karma" es lo que de "toda la vida de Dios" nos han dicho de "¿Eso le ha pasado? Pues seguro que ha hecho algo malo".

6 Personas humana han comentado:

Tony dijo...

Mas bien, el karma podríamos entenderlo como el sumatorio de nuestras acciones. En nuestro mundo occidental, donde hemos transformado las religiones orientales en FILOSOFÍAS, hemos tomado lo que hemos querido de cada parte.

Así, el karma aquí ha pasado a ser una suerte de "justicia energética" donde si desprendes energía positiva, la recibes de ese palo y al revés igual.

En las religiones orientales, el karma se entiende como un resumen de tu vida según tus actos, que permitirán que te reencarnes de diferente forma EN LA SIGUIENTE. Por tanto, en oriente si crees en el karma crees en la reencarnación, y en la sucesión de vidas hasta alcanzar una meta y dejar de reencarnarte.

De hecho, "reencarnase" es una forma de castigo, entendido como que solo te hallarás en el fin de tu destino cuando dejes de hacerlo.

flekyboy dijo...

El karma es esa puntuacion que tiene cada usuario de meneame.net segun envie noticias buenas (interesantes) o malas (spam, amarillismo) a ojos de la otra gente.

Es la acepcion que impera hoy en dia ;-)

el Dr. Alban dijo...

XD

Lázaro dijo...

Yo siempre he entendido la base del karma no en la idea de si lo que hacemos está bien o mal, puesto que son conceptos abstractos puramente humanos e imposibles de definir, sino mas bien en el resultado de nuestros actos: si provocas dolor recibiras dolor, independientemente de si lo hiciste con "buena" o "mala intención" o incluso de si está bien o mal visto.

JuanJe dijo...

Como dicen aqui arriba, el karma no se debe extrapolar a lo que nos han dicho toda la vida, sino que es un concepto ajeno a tu contexto. No es justicia divina en tanto que ningun dios lo aplica, ni es una recompensa. Tu concepcion y definicion del karma es judeocristiana y esta sacada de contexto. A currarselo mas la proxima vez.

el Dr. Alban dijo...

juanje... Creo que te estás equivocando. Léete el post para que veas que critico precisamente esa concepción (que por cierto no es mía)