jueves, 12 de julio de 2007

Días de trabajo y rosas

(Actualizando desde el hospital)

Os cuento cómo van mis días últimamente, agotadores por otra parte:

- Me levanto a las 05:30 de la mañana. Me peleo con la n-panadilla para apagarla.

- Me visto rápidamente (o eso creo yo, porque mi percepción de cómo hago las cosas creo que deja mucho que desear a esa hora).

- Cambio el agua a Vicky y a la gata, miro cómo tienen los comederos de comida y si falta mucho, se los relleno.

- Salgo de casa con una botella de agua congelada (hay mucha sed en el trabajo), y la mochila con el ordenador.

- Conduzco alrededor de media hora y llego al trabajo (media hora es muy buen tiempo, pero a las 6:00 de la mañana como haya tráfico es que hay una insurrección de zombis o algo parecido).

- Saludo a los compañeros desde el coche, aparco y ando desde el aparcamiento hasta la casetilla. Organizo los permisos de trabajo y miro los mails que me han traído mis compañeros desde control.

- A las 06:35 comienzan a llegar los trabajadores y los "guiris" a la fábrica. Yo con mi carpeta apuntando quién entra y mi compañero apoyándome cuando hay problemas del tipo:
a) Gente sin permiso de trabajo.
b) Visitas (y yo tengo que rellenarlas a mano: no hay pc en la casetilla)
c) Me peleo con los camioneros extranjeros (británicos, alemanes, portugueses, rumanos, polacos...) para intentar explicarles (en español, inglés o italiano... por orden de conocimiento mio) que esta entrada es de personal, que la de mercancía es la otra que está en el quinto coño.
d) Visitas "gordas" que hay que estar muy atento para que pasen con el mínimo de retraso posible.

- A lo tonto, a lo tonto, así llegamos a las 10:15. Hora en el que llega la furgoneta de Juliá con bocadillos (siempre me pido el vegetal) y el refresco (coca-cola). Es la primera cosa que me meto en el cuerpo (no seais mal pensados) en el día y la verdad es que se agradece un montón.

- A partir de aquí, intentar no quedarme dormido de pie por las pocas horas que duermo (más delante os explicaré el por qué).

- Llegada de mi relevo a eso de las 14:45 (si es un cabrón viene a partir de las 15:00).

- Conduzco hasta el hospital y estoy allí entre 2 horas y 3 horas (básicamente hasta que mi padre me saca de mis casillas por hacer lo que no debe).

- Conduzco hasta casa, me ducho, me arreglo, salgo pitando para ir a ver a Babé.

- Vamos por Alcalá de compras, o tomamos clases de baile (los miércoles).

- Llegamos a su casa, masaje de pies, vemos película, cenamos, (censurado por razones obvias).

- Llego a mi casa como muy temprano a eso de las 02:00 de la mañana.

- Me levanto a las 05:30 de la mañana. Me peleo con la n-panadilla...

Sarna con gusto...

12 Personas humana han comentado:

©Iv4n4 dijo...

Pri pri!!

©Iv4n4 dijo...

Listo, fui primera :P La verdad que yo no podría con días como los tuyos :P

Dr. Alban dijo...

Ni yo creía que pudiera, y fíjate

pedro dijo...

joder q de cosas :s como consigues estar vivo durmiendo tan poco?

Dr. Alban dijo...

El amor me da alas

Lobo dijo...

Hasta por teléfono se respira el amor, oigan... y eso que el amos se filtra a través de una N-Panadilla... no tiene lógica, lo sé. Amor pasado por empanadilla. ¿Encanna?

Dr. Alban dijo...

Joputa!

Märk dijo...

Entonces...¿Te vinieron bien las anfetas que te dejé no?

Son mano de santo oye, te pones como una moto y aguantas como todo un campeón, di que si!

Mallory Knox dijo...

pero es que tu eres humano???

esta bien que el amor lo puede todo pero ....

Doc con todo el respeto


ESTAS CABRON CUANDO CREZCA QUIERO SER COMO TU !!!!!!!

Lobo dijo...

Pero hay algo rutinario que se te ha olvidao poner, a eso de las 10:30 - 11 de la mañana xDD

lazaro dijo...

Muero X(

Dr. Alban dijo...

Tiene razón el cánido... A esa hora SIEMPRE despierto al Lobo (entre las 10:30 y las 11:00) para darle novedades